José Luis Ballester, más conocido como Pepelu se corona ganador en la prueba más dura de España en su categoría

José Luis Ballester, más conocido en Faura como Pepelu se ha proclamado hace unos días como ganador en el Ultra Trail de 100 Km 8880 celebrado en Canfranc, la prueba más dura de España en su categoría. Con 42 años, este arboricultor de profesión, ha dejado el pabellón bien alto. Y nunca mejor dicho. Constancia, trabajo y esfuerzo que le han hecho convertirse en uno de los mejores en su modalidad.

 

 

Él mismo reconoce  que toda su vida ha hecho deporte y que no lograría imaginarse ésta sin movimiento, sin practicar deporte. Constancia, trabajo y esfuerzo que le han hecho convertirse en uno de los mejores en su modalidad.

«Tras pasar 17 años escalando y tras una lesión de mi mujer, me inicié, de la mano de algunos amigos cercanos en el mundo del  trail running», recuerda ilusionado como fueron sus inicios en este deporte josé luis,  más conocido por todos como Pepelu.
Un comienzo tímido y un deporte que le fue «enganchando poco a poco». Comenzó a practicarlo por sus zonas cercanas, en su tiempo libre y a los tres meses, sigue explicando «ya hice la MIM. A partir de esta carrera ya no paré de ponerme objetivos y seguir entrenando y practicando un deporte que cada día me gustaba más».
 

Lo bueno y lo malo

 

El viajar, otra de sus pasiones, fue otro factor de terminante que hizo de Pepelu comenzara a moverse, conocer gente nueva con esta misma afición a este deporte, lo que hizo que cada vez alcanzara mayores alturas. En la actualidad está volcando en la realización de Ultras, carreras de montaña de más de 60 kilómetros, algo que, como expresa, «me aporta satisfacción personal. Me dedico a este deporte porque no necesito nada ni a nadie para prepararme, es económico y me gusta».
Canfranc ha sido su último destino, en el que se ha coronado, proclamándose campeón de esta dura carrera técnica. Una competición de mucho desnivel, muy adecuada a los gustos y características de este vecino de Faura. «Fue una carrera donde el tiempo no nos acompañó y eso la hizo más dura de lo que es.  Aún así, la disfruté mucho. Tuve una lucha importante con Thomas Galpin, con quien compartí carrera hasta el km 60 y a partir de ahí cambié el ritmo incrementando mi ventaja hasta llegar a meta una hora antes. Mi marca fue 17 h 06», cuenta el deportista. Un premio que dedica a su mujer y a su hija por «aguantarme y quitarles tanto tiempo con el deporte».
 
Aunque reconoce que este deporte le ha presentado alguna que otra situación peligrosa, Pepelu afirma que le recompensa. Recuerda en especial cuando hace dos años se cayó en Rialp de una altura de 100 km y se hizo un corte de unos 20 centímetros en la pierna y tuvieron que evacuarlo en helicóptero, tirándose como consecuencia un año sin correr, lesionado del tendón rotuliano, un año muy duro para él en el que no pudo correr. Gajes del oficio que se ven superados por lo mejor que le aporta su afición, el hecho de viajar, hacer nuevas amistades y sentirse bien físicamente. Uno de los sueños por cumplir de Ballester es ganar la Ronda dels Cims de  170km, 14000 d+, donde ya se ha posicionado en dos ocasiones en cuarto lugar, otro año tercero y este año segundo. La Ronda dels  Cims  y Tor de Gegants ( 360km 24000 d+). Algo que sin duda conseguirá debido a su tesón y constancia y los altos niveles de entrenamiento que lleva a cabo 6 días a la semana.

 

webpepelu2

 

Fuente, El Económico: goo.gl/SU9AUk