Los estiramientos contra las cuerdas. Parte I

Durante años los ejercicios de estiramientos han sido una práctica obligada en casi cualquier momento, tanto antes como después de un entrenamiento, así como un modo de prevenir lesiones y mejorar la “flexibilidad” articular y la elasticidad de los músculos. “Los estiramientos incrementan el ROM (amplitud de movimiento), reducir la tensión muscular, relajar el cuerpo, ayudar en la coordinación permitiendo un movimiento más libre y fácil, prevenir lesiones como los esguinces, hace actividades extenuantes como la carrera, el esquí, tenis, natación y ciclismo más fáciles porque te prepara para la actividad, ayuda a mantener tu nivel de flexibilidad para que al paso del tiempo no te sientas cada vez más rígido”, según nos argumentaba Bob Anderson en su libro “Estirándose” allá hacia 1975. Así mismo nos lo transmitieron en las facultad hace ya más de 20 años.

En mi época de atleta estiraba y estiraba como buen atleta disciplinado, pero muchas dudas me surgían al respecto de porqué estirando todos los días, mis músculos seguían estando tensos de forma habitual. En los últimos años existe una gran controversia respecto a los beneficios de los estiramientos, observándose opiniones a favor, otras en contra, y estudios que argumentan una pérdida de rendimiento tras los estiramientos. Dudamos entre estirar antes o después del entrenamiento, desconfiamos sobre si existe una verdadera prevención gracias al stretching, y no tenemos muy claro si debemos estirar de forma estática o dinámica. Con el fin de dar algo de luz a este asunto, vamos a analizar algunos aspectos empezando por el principio.

 

¿Qué es un estiramiento?

Podríamos definirlo como una elongación de un músculo como consecuencia de la aplicación de una fuerza ajena a este. Dicho esto, es fácil entender que un músculo no sabe estirarse por sí mismo, no es una de sus funciones. Sólo podrá ser estirado por una fuerza que provenga de la acción de otros músculos, o de una fuerza externa (como la acción de otra persona, de la gravedad o la ayuda de otra parte del cuerpo, por ejemplo).

 

¿Qué sucede cuando estiramos?

Cuando realizamos un ejercicio de estiramiento, llevamos una articulación a una posición de gran amplitud, y con ello conseguimos elongar algunos tejidos (muscular, tendinoso, cápsula articular, ligamentos, piel, …)

Ahora bien, esto no es lo único que sucede, también ocurren cosas en otras partes del cuerpo, como acortamiento de los músculos antagonistas a los estirados, el desencadenamiento reflejos medulares (algunos de protección y otros de desprotección), incluso algunos estudios hablan de una mejora en la vascularización, o aumento en la temperatura del músculo, dependiendo del tipo de estiramiento practicado. Los ejercicios de estiramientos inhiben al huso muscular, uno de los receptores sensoriales responsables de dotar de información a nuestro sistema nervioso para que tome las mejores decisiones motrices. Ello puede conllevar pérdida de fuerza en los músculos estirados como nos indican varios estudios. Investigaciones recientes han demostrado además alteraciones sensoriales negativas en otros músculos no involucrados en el estiramiento, que disminuyen la capacidad contráctil de estos.

Desgraciadamente, el nombre del ejercicio (“estiramiento”) nos ha dirigido la mirada hacia lo que sucede únicamente en el músculo estirado, dejando de lado lo que estos ejercicios están provocando en otros músculos. Y es aquí donde planteo la siguiente pregunta: Si la función de un músculo es generar tensión muscular gracias a su contracción, ¿creéis que nos interesa disminuir la capacidad contráctil de un músculo a través de un estiramiento? Algunos me diréis, claro, para relajar la tensión muscular. Pues atención, algunos investigadores sugieren que la tensión muscular podría ser un mecanismo de protección frente a los problemas sensoriales citados.

¿Creéis que sería interesante quitar esa protección articular realizando estiramientos?

 

Luis Berbel
NEOGYM CENTER

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies